Aumenta tensión entre campesinos y autoridades en colonia Guahory

Escrito por  Publicado en INTERIOR Jueves, 12 Enero 2017 13:48
Aumenta tensión entre campesinos y autoridades en colonia Guahory Violentas represiones sufrieron los campesinos en el departamento de Caaguazú, que trataron de evitar la entrada de colonos brasileños en esas tierras.

La tensión tiende a elevarse esta semana aún más entre campesinos y autoridades policiales en la colonia Guahory, distrito de Tembiaporã, departamento de Caaguazú, que fueron violentamente reprimidos por las fuerzas de seguridad para desalojarlos de sus tierras.

 

Sin visos de solución definitiva en lo inmediato, quienes permanecen en la colonia Guahory, están alertas ante cualquier otra acción violenta.

La más reciente ocurrió hace una semana cuando los labriegos trataron de evitar la entrada de colonos brasileños en sus terrenos con el objetivo de apoderarse de ellos, con protección policial que motivó un enfrentamiento.

Los jefes de los agentes adujeron defensa propia cuando atacaron a hombres, mujeres, niños y ancianos del lugar al emprenderla contra sus precarias viviendas para expulsarlos a favor de los invasores, con saldo de unos 20 heridos.

Sin embargo, las víctimas y sus compañeros aseguraron que fueron los uniformados quienes iniciaron las acciones represivas, incluso con la utilización de gas lacrimógeno y balines de goma disparados.

Varios de los moradores fueron detenidos entonces, pero la presión popular y la falta de evidencias sobre su culpabilidad llevaron a su liberación en poco tiempo, algo criticado por el ministro del Interior, Tadeo Rojas.

En aquel momento hubo movilizaciones de condena en el lugar de los hechos y otros cercanos y posteriormente una unificada ante la sede de la cartera del Interior, en esta capital.

La convocatoria para esas protestas fue librada por la Federación Nacional Campesina (FNC), que afirmó cómo con ese proceder una vez más la Policía Nacional engrosó sus ‘actuaciones antidemocráticas, represivas, violentas contra el pueblo’.

Repudió, además, la ocupación de territorios por los agroexportadores, que concentran la tierra, expulsan a comunidades campesinas e indígenas y producen de acuerdo a los intereses de otros países y mercados.

Un intento de buscar soluciones al conflicto aún en progreso hizo la Comisión Permanente del Congreso, encargada de las funciones parlamentarias durante el receso de las dos cámaras. A la sede legislativa acudió el titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, a quien le pidieron el aporte del organismo agrario para hallar la inaplazable manera de evitar más enfrentamientos en Guahory.

El Indert, como parte de esfuerzos para encontrar la solución, realizó mejoras en las condiciones de las familias que sí aceptaron ser trasladadas a otros predios a unos 40 kilómetros del lugar.

Igualmente, Cárdenas aseveró que el Indert verifica 40 lotes recuperados por el Estado en Guahory sin títulos de propiedad.

Al respecto, dirigentes de la FNC mostraron cierta conformidad, aunque advirtieron que ello no puede resolver la situación totalmente.

La tensión entre las partes enfrentadas subió peligrosamente cuando las autoridades comenzaron a culpar a los labriegos no solo de haber comenzado los hechos violentos, sino también de buscar con ello oscuros propósitos, como desestabilizar al Gobierno.

‘En ningún caso la Policía propicia la violencia ni represiones’ porque nunca realizan los trabajos de desalojo sin una orden judicial, afirmó en televisión el comisario Optaciano Cardozo, jefe de la tercera zona de esa fuerza.

Mientras, uno de los colonos justificó la ocupación de las tierras con que ya se canceló el pago por ellas en el Indert y les pertenecen, en tanto señaló que el problema surge por influencia de políticos.

Por su parte, la FNC rechazó las acusaciones sobre un supuesto plan de desestabilización y al desmentirlo dejó claro que son precisamente los latifundistas quienes la llevan a cabo y el propio Gobierno por defenderlos.

El dirigente nacional de la FNC Adrián Vázquez dijo que la agrupación toma muy en serio esa amenaza, porque tras otras similares debieron lamentar la muerte de campesinos a manos de la Policía.

 

"buscan una víctima", según la Policía Nacional

Según los datos que maneja la Policía Nacional, en Guahory se busca una víctima para crear una situación de crispación. Aseguran que solo cumplen órdenes en el lugar de conflicto.  

“Lo que se busca es una víctima”, y con ello “crear una situación que no conviene”, había expresado la comisaria Elisa Ledesma, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.

Mencionó que hay gente que promueve la presencia de labriegos en la zona, llevan a quienes tienen casa propia incluso para permanecer en el sitio, apuntó citando fuentes de inteligencia.

Indicó que la policía solo cumple la orden emanada de un fiscal para resguardar a los colonos de la zona, quienes ostentan los títulos de las propiedades que son reclamadas por los campesinos.

Aseguró que los uniformados no se retirarán del lugar hasta que haya un oficio que les ordene salir la zona.

El pasado martes se registró un nuevo incidente en Guahory, distrito de Tembiaporã, departamento de Caaguazú. Según el informe de la policía, campesinos trataron de evitar por la fuerza que los colonos trabajen en las tierras de la zona.

Luego de los incidentes se registraron 12 aprehendidos, quienes luego fueron liberados, y 20 heridos.

 

Antecedentes

Lo que se presume es que con la víctima se busque emular la situación dada en Curuguaty, en 2012, donde murieron 11 campesinos y seis policías. Esto había desembocado en una crisis que acabó con el Gobierno de Fernando Lugo.

 

El Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) logró ubicar en otra zona a una parte de las familias que reclamaban las propiedades, sin embargo otros se resisten a abandonarlas.

Leer 1105 veces

EDICION IMPRESA