Marito sigue firme en no dar impunidad a HC y ZI Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Martes, 08 Enero 2019 14:04
Marito sigue firme en no dar impunidad a HC y ZI El presidente Mario Abdo Benítez, volvió a reiterar, una vez más, que no le temblará el pulso en la lucha frontal contra la corrupción y los corruptos.

Escribe: Luis Alen.

 

 

El presidente Mario Abdo Benítez volvió a reiterar que no le temblará el pulso en el combate a la corrupción, el narcotráfico y el lavado de dinero, reafirmando esta posición invariable en el inicio del nuevo año ante exponentes de su círculo áulico, revelaron fuentes bien informadas.

 

Hizo esta reafirmación porque han sido incesantes las insinuaciones de algunos integrantes de la dirigencia de Colorado Añetete, de tender algún puente de diálogo con Horacio Cartes y Javier Zacarías Irún, los dos más conspicuos líderes de Honor Colorado.

Marito sabe que un “abrazo republicano” con HC y ZI implicará no precisamente mayor gobernabilidad, sino, por el contrario, arriar la bandera de la guerra sin cuartel a la narcopolítica, que se ha enseñoreado del país durante la gestión cartista.

El acuerdo por la “paz partidaria” llevará sin rodeos a un pacto de impunidad que no significará mejor gobernanza para Abdo, sino, todo lo contrario, caer de nuevo en las garras de quienes prácticamente le ubicaron a la República en la lista negra de Estados Unidos por la protección al lavado de dinero y a los traficantes de todo pelaje, tanto en la frontera como a nivel país.

Es que HC busca por todos los medios presionar por su impunidad, a contramano de la tendencia en la comisión bicameral que investiga sus conexiones con el lavado de dinero del “doleiro” y “hermano del alma”, el brasileño prófugo Darío Messer.

Mientras, ZI trata de zafar la investigación de la fiscalía a su clan familiar y de las consecuencias de la intervención a la comuna de Ciudad del Este, cuya interventora, María Carolina Llanes, cuenta con el respaldo total de Marito.

 

Alianzas incómodas

La gente y los analistas políticos se preguntan por qué Marito tarda tanto tiempo en bajarle el pulgar a HC y ZI, especialmente en el caso de éste último. En relación a Zacarías Irún, su clan familiar está pendiente de las investigaciones fiscales para una imputación por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y otras graves acusaciones de manejo irregular en la administración de la municipalidad esteña.

Pero cualquier ciudadano sabe que Marito tiene todo el poder para pedir a la fiscalía una mayor celeridad en la investigación contra ZI, así como ya se acelera la arremetida contra Cartes en la comisión bicameral presidida por el senador Rodolfo Friedmann.

Puede ser que no cuadren aún los tiempos políticos para Marito, en vista de la necesidad de cohesionar su frente interno en la ANR. Esto, a pesar de la criticada tendencia a “rifar” cargos públicos para tener contenta a la tropa de Añetete y a atraer adhesiones hasta incómodas, como la de Nicanor Duarte Frutos, quien hace y deshace “a piacere” en Yacyretá, con tal de estar alineado a Marito en la lucha contra HC y ZI.

No le queda al abdismo otro mejor proveedor de fondos que la “caja chica” de las binacionales, Itaipú y Yacyretá, para encarar la dura campaña que se avecina para las internas y las municipales del año próximo. Porque las cartas están echadas, y al cartismo no le queda otra opción que la pugna política para retomar protagonismo y evitar algún destino judicial para HC.

El presidente debe también tener a raya la presión, mucho más fuerte en lo personal, que se atribuye según las fuentes consultadas al “grupo financiero y empresarial” encabezado por su hermano de madre el ministro de Hacienda, Benigno López, quien hasta tendría relacionamiento con el ex hombre fuerte cartista entre bambalinas del poder, el tabacalero José Ortiz, para tratar de influir en una “moderación” de Marito en su ímpetu investigador contra la “mafia” de frontera del lavado y los tráficos, que estaría bajo la supuesta protección de HC.

Como toda respuesta a estas presiones políticas y familiares, Marito autorizó una operación fulminante de la Senad de Arnaldo Giuzzio en vísperas de Navidad contra los puertos clandestinos de Salto del Guairá por donde salen a borbotones miles de cajas de cigarrillos con destino al Brasil, en su mayoría de propiedad de Tabacalera del Este S.A. (Tabesa)

También a finales del año pasado, durante el encuentro que mantuvo con industriales, ganaderos y productores en el marco de un conversatorio en el BCP, Marito reafirmaba la confianza a la gestión de sus ministros y pidió a sus antecesores que lo dejen trabajar con el pueblo. Este mensaje apuntaba a Horacio Cartes, con quien tiene una fuerte confrontación política.

Abdo reafirmó que su administración está emprendiendo una fuerte lucha contra la corrupción y el lavado de dinero. “Estamos luchando como nunca antes contra el narcotráfico y el lavado de dinero en Paraguay”, apuntó.

Remarcó que en Paraguay tienen que funcionar las instituciones y en esa línea, se seguirá en la lucha contra el crimen organizado.

Anunció que para el Presupuesto 2020 solicitará al Congreso una previsibilidad no menor a US$ 30 millones por año para mejorar la capacidad operativa en materia de seguridad. Esto atendiendo el reclamo del sector productivo y ganadero ante los repetidos casos de inseguridad y el ataque del grupo armado irregular en el Norte.

El presidente señaló que su Gobierno no permitirá la corrupción. “No me va a temblar la mano para sacar a cualquier colaborador mío por más cercano que sea, si toca lo que no es suyo. Es un compromiso”, significó. Dijo que los jueces saben que tienen un presidente que no le va a llamar a presionar para maniobrar en algunos casos que estén en la justicia. “Que sean valientes, que luchen contra la corrupción y que se acabe la impunidad en Paraguay”, sentenció ante el aplauso de los ganaderos y los industriales.

 

El ocaso del “Honorable Clan”

El ocaso político del “Honorable Clan” aparece como irreversible, aunque todavía Javier Zacarías Irún pueda pensar en alguna salvación de la mano del inicio de la interna colorada para la junta de gobierno de 2020.

Lo cierto es que el tan mentado blindaje judicial de ZI, vigente hasta la fecha, tiene fecha cierta de ruptura, en cualquiera de los escenarios que hasta ahora se están montando por parte de los protagonistas principales de la pulseada política por el poder máximo de la República: Marito Abdo y Horacio Cartes.

Es que el clan ZI difícilmente pueda sobrevivir políticamente en el nuevo proceso generado por la arremetida sin claudicación de Marito en la lucha contra la impunidad y los negocios turbios de la era Cartes.

A pesar que existe algún atisbo de esperanza para Javier, en que un debilitado Horacio tenga que contar con su socio “esteño” para aglutinar fuerzas en la interna del año próximo, lo que se viene más bien es un cóctel poco sabroso para ZI, ya que, sin lugar a dudas, el posible “pato de la boda” de un eventual pero poco probable “abrazo republicano” HC-Abdo, podría ser el mismísimo clan Zacarías.

Es más posible inclusive que el cronograma anti-impunidad de Marito prevea que sobrevenga primero la caída del clan ZI, para luego asestar el golpe decisivo a HC, casi con seguridad después de las conclusiones de la comisión bicameral que investiga la conexión de Horacio con su “hermano del alma” Darío Messer.

Esto indica inequívocamente que resultaría inexorable la extinción política del clan esteño, más aún porque la profundización de las investigaciones por lavado de dinero y otros “negocios mal vistos” por Estados Unidos en la frontera, podrían demostrar la protección política generada por el maridaje HC-ZI para amparar los distintos tráficos de frontera que luego sirven para alimentar a los financistas del terrorismo, siempre según la percepción de las agencias norteamericanas.

Leer 115 veces
Modificado por última vez en Martes, 08 Enero 2019 15:07

EDICION IMPRESA