Ya no está Sandra en la comuna, pero “zorros” siguen coimeando Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Jueves, 20 Diciembre 2018 15:12
Ya no está Sandra en la comuna, pero “zorros” siguen coimeando Los embotellamientos en las avenidas Luis María Argaña y Carlos Antonio López, del centro de CDE, son creados por los policías municipales.

Los agentes municipales de Tránsito hacen su “aguinaldo”, estos últimos días del año, en el microcentro de Ciudad del Este. Llueven las quejas de turistas y compradores que llegan a la ciudad para realizar compras, pero se encuentran con el caótico tráfico, por las largas filas creadas por los “zorros”.

Los policías municipales inventan los embotellamientos para cobrar coimas a los brasileños que quieran pasar hacia el Brasil, especialmente en horas de la tarde, a la hora del cierre de los locales comerciales.

“El puente estaba totalmente limpio y vacío, los policías creaban la fila para cobrar propina”, expresó uno de los turistas, el sábado último, en los numerosos audios que recorren las redes sociales.

Ese día, la ciudad estaba repleta de compradores debido a la proximidad de las fiestas de fin de año. Los trabajadores de la vía pública también denunciaron a los policías municipales por cometer este tipo de acciones.

Por su parte, el presidente del Centro de Importadores y Comerciantes del Alto Paraná, Charif Hammoud, dijo que es necesario que las autoridades hagan algo por Ciudad del Este, porque de esta forma, cada vez menos visitantes querrán llegar a esta zona del país.

“Hay mucha gente que está trabajando contra Ciudad del Este. Esto es demasiado triste”, refirió.

Coimas ya es una tradición

El esquema de corrupción implementado por policías municipales en complicidad con los llamados “guías” ya es una tradición en la ciudad, y que se intensifica antes de la fiestas de fin año. En ese sentido el sábado cayeron varios conductores,  atrapados en largas filas rumbo a Foz, Brasil.

Este “esquema para delinquir” se creó hace años con la anuencia de las autoridades municipales y sigue operando impunemente, pese a las quejas y las publicaciones.

 

Pese a que la Municipalidad está siendo investigada por varias instituciones por denuncias de corrupción, el sistema de coimas sigue funcionando en el centro, según se pudo observar el sábado último.

Se trata de un esquema que genera caos en el tránsito del centro, creando largas filas para luego cobrar a los conductores que quieran salir del embotellamiento por vías alternativas.

El sábado se pudo observar que los policías municipales paraban el tránsito generando largas filas de vehículos. A partir de ese momento, entraban en acción varios jóvenes con chalecos verdes, con la inscripción “Servicio de Guía al Comprista, CDE Paraguay”.

Los testimonios recabados indicaron que pedían desde G. 50.000 a los conductores para orientarles por caminos alternativos y así llegar hasta la zona primaria del Puente de la Amistad, evitando horas de espera en la fila.

Varios conductores expresaron su molestia en las redes sociales, incluso con fotografías. “Por Dios, dos horas en fila para ir a Foz y todavía no llego a la rotonda Monalisa. Podrida de esos supuestos policías de tránsito, solo en Paraguay! Ojalá esto cambie”, decía una persona (cuya identidad omitimos) vía WhatsApp.

Elisa González, trabajadora del microcentro esteño, comentó que esta es una situación de todos los días. “No es necesario hacer una gran investigación para ver lo que pasa. Solo basta ubicarse en la esquina de Monalisa y ya se ve cómo funciona”, señaló.

Contó además que el día en que se aprobó la intervención al municipio, turistas brasileños que asistían a la sesión de Diputados transmitida en pantalla gigante, también celebraban. “Muchos brasileños se acercaban y decían que estaban cansados de las coimas, decían que esperaban que por fin de acabe”, dijo.

Existen dos rutas alternativas que utilizan los agentes para eludir la fila provocada. Una va por la calle Emiliano R. Fernández y la otra vía, por la Avda. Eusebio Ayala, hasta llegar a Luis María Argaña.

El último caso que generó una reacción de la municipalidad ocurrió en julio de este año, cuando un agente de la Policía Municipal de Tránsito fue filmado cuando cobraba coima a un automovilista para entregarle sus documentos. Luego del escándalo, la comuna había desactivado el esquema y ya no se generaron embotellamientos para cruzar el Puente de la Amistad. Sin embargo, pasaron los meses y se volvió a reactivar.

Varias denuncias de esta problemática fueron recibidas por organizaciones sociales en los últimos días, en la mesa de recepción habilitada en la Junta Municipal de Ciudad del Este.

Los afectados registraron los hechos en videos y fotografías, que serán presentadas hoy a la interventora Carolina Llanes.

Leer 72 veces

EDICION IMPRESA