Si fiscala no le apresa a ZI menos le investigará a HC Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Jueves, 20 Diciembre 2018 15:05
Si fiscala no le apresa a ZI menos le investigará a HC Sandra Quiñónez, fiscal general del Estado.

Escribe: Luis Alen.

Se va el año 2018 y no sale la imputación al clan Zacarías Irún, por no se sabe qué motivos, pero lo único cierto es que a medida que se acrecienta la “duda existencial” de Sandra Quiñónez, la fiscala general impuesta por Horacio Cartes, se hace al mismo tiempo patente que quien al final está más cerca de ser imputado es el mismo HC, por los espeluznantes nexos que se van revelando que han existido y existen entre el expresidente y su “hermano del alma”, el “doleiro” número uno de Brasil, Darío Messer, actualmente prófugo de la Justicia.

Tras los primeros cuatro meses del gobierno de Marito, hay visibles fuerzas poderosas que están tratando de frenar la buena marcha que había contra la impunidad. Hay una especie de brazos caídos en algunas instituciones –como la misma Policía y la Fiscalía- lo que no presagia nada bueno, pues el acompañamiento institucional es vital para el éxito contra el crimen organizado, el lavado de dinero, el narcotráfico, el contrabando y la corrupción en general.

Horacio Cartes es otro ejemplo de quien pone palos en la rueda con su reticencia a  ir a declarar en la bicameral, lo que deja en un ridículo internacional al Congreso, al Ejecutivo y a la misma Justicia.

Así, la lentitud de la respuesta institucional no hace otra cosa que fortalecer al crimen organizado y al lavado de dinero, que van juntos, lo que es una prueba de fuego para Marito, que debió terminar el año con ZI preso e incluso HC, pero no lo consiguió.

 

 

Marito depende de Quiñónez

Pero, ¿tendrá Quiñónez las suficientes agallas para investigarle a fondo e imputarle a HC, cuando que ahora le tiembla ya el pulso para meterle preso a Javier Zacarías Irún y su clan familiar?

Marito Abdo tiene el éxito de su presidencia en las manos de una Fiscalía que evidentemente no responde a sus expectativas, pese a que acaba de apostar de nuevo a la renovación judicial como el caballito de batalla de su gestión presidencial, ya que pone toda su confianza en los jueces que no recibirán ninguna presión de su parte.

Lastimosamente para Marito, la fiscalía tiene la potestad de iniciar y llevar a cabo los procesos, según nuestro ordenamiento constitucional, por lo que más bien debe preguntarse el presidente es si no ha llegado el momento de plantear o acompañar un juicio político a la fiscala general, en el caso que no se anime a imputarle a los peces gordos del cartismo, del tipo de ZI o HC.

Es la posición que ya ha asumido la dirección del PLRA (Partido Liberal Radical Auténtico), a través de su jefe jurídico Rubén Ocampo, hombre ligado estrechamente a Efraín Alegre, para quien no hay término medio: o Sandra Quiñónez le investiga a Cartes y le imputa, o será sometida a juicio político.

Las escandalosas revelaciones sobre las conexiones entre HC-Messer, dadas a conocer en las declaraciones de los testigos convocados por la comisión bicameral presidida por el senador Rodolfo Friedmann, alcanzarán indudablemente a Javier Zacarías Irún, una pieza clave también en el esquema político de protección al lavado de dinero y al crimen organizado, durante el mandato de Horacio.

Es que lavar dinero de las organizaciones delictivas, de los traficantes y contrabandistas, era la actividad por excelencia de Messer, cuyas andanzas nunca fueron puestas en entredicho en la presidencia de Cartes y hasta contaron con el manto protector del aparato gubernativo cartista entre 2013 y 2018, como quedó al descubierto ahora.

Para el Ministerio Público debería ser suficiente para investigar a HC el hecho de que un informe de la Seprelad (Secretaría de Prevención del Lavado) entregado a la Fiscalía haya hecho desaparecer las referencias a la relación Cartes-Messer, que sí tenía el original obrante en el archivo del organismo antilavado.

 

Falló el plan inicial

El salvavidas cartista para evitar todo lo que ha venido sucediendo con la avalancha de revelaciones contra HC-Messer, se quiso lanzar en agosto, a poco de asumir Marito, cuando el plan era nada menos que vincular al recién posesionado presidente con el traficante Reinaldo “Cucho” Cabaña. Hasta hoy el cartismo intenta hacer creer que parte del financiamiento de la campaña abdista se nutrió de fondos procedentes del joven capo “narco”, pero sólo ha logrado meterle entre rejas al diputado Ulises Quintana, por una movida tendiente supuestamente a demostrar los nexos de Añetete con el crimen organizado y el financiamiento ilegal de la política.

La jugada de ajedrez político le salió al revés a HC, pues por el contrario se fortaleció la imagen de Marito detentando un liderazgo en la lucha frontal contra los narcos, los diferentes tráficos de frontera, el contrabando y el lavado de dinero, pues a poco de asumir, el presidente ya se mostró dispuesto hasta a sacrificar peones propios, “caiga quien caiga”, con tal de dar el jaque mate al rey de la narcopolítica.

Se habla que en el primer intento de vincular a Marito con “Cucho” y la caída de Quintana, la fiscala general resultó fundamental como ejecutora de las órdenes de HC, lo que explicaría la razón por la que aún no es imputado ZI ni tampoco se moverá mucho el Ministerio Público para la investigación y posterior procesamiento de Cartes.

No es que Horacio le tenga mucha simpatía a Zacarías Irún, sino que sabe el ex jefe de Estado que el efecto dominó se cumplirá inexorablemente, ya que con la caída del hasta ahora senador cartista y segundo en el movimiento Honor Colorado, el siguiente en la lista será el propio líder HC.

Pero es el camino que debe tomar Sandra Quiñónez si es que desea sobrevivir en el puesto que le sirviera en bandeja HC, más aún después del aviso que ya le diera el PLRA.

Aquí entra a tallar lo que ya se venía mencionando en esta columna, acerca de la inexorable ayuda que le debe brindar la oposición a Marito para superar el escollo de un HC que va camino a la impunidad en el caso que pase el tiempo y no se anime la fiscala general a investigarlo  no sólo por las consecuencias del “affaire” Messer, sino también por el contrabando de cigarrillos y todo lo que viene después: lavado de dinero, narcotráfico, tráfico de armas, relaciones con el crimen organizado y el terrorismo internacional, etc.

La intervención a la municipalidad de Ciudad del Este ha sido ya un duro golpe para el cartismo, pero aún sigue latente la posibilidad de que se vuelva a recuperar políticamente en la medida que se va acercando la interna de 2020 para la junta de gobierno de la ANR. Todo depende que finalmente la Justicia actúe y lo haga en base a una imputación de la fiscalía contra ZI y el mismo HC.

 

La nueva estrategia de HC

La intención del equipo de estrategas de Horacio es ahora embarrar al máximo la cancha en la investigación sobre Messer, llevando incluso la cuestión a una judicialización de la ida de Horacio a la comisión dirigida por Friedmann, por lo que inevitablemente tomará intervención la propia Corte Suprema, con lo cual se pondrá a prueba si hay o no todavía sumisión a las órdenes cartistas en la máxima instancia judicial.

El objetivo siempre es ganar tiempo y evitar la postura decisiva de la fiscala general, quien todavía quiere ver por lo visto hacia dónde va inclinándose la balanza de Astrea: hacia Marito o hacia HC.

Una señal de la tan anhelada “independencia” de los jueces, al decir del propio Marito, es que los magistrados sean conscientes, de una buena vez, que de su autonomía en la interpretación de las leyes dependerá finalmente la gobernabilidad de la República y permitirá el definitivo desarrollo económico y social, con la venida de inversiones extranjeras genuinas atraídas por el “grado de inversión”, que así se lograría de las calificadoras internacionales de riesgo-país.

Pero la gran incertidumbre que cala hondamente en toda la sociedad es la posibilidad que el “caiga quien caiga” de Marito se vea forzado a dar concesiones de orden político o personal, atendiendo al hecho de que si se escarban sólo en las responsabilidades de funcionarios de segundo nivel, en vez de buscar a los verdaderos culpables que son los “padrinos” de la mafia, no habrá forma de redimir a las instituciones del país como para generar la confianza de los inversionistas que desean contribuir con el auténtico desarrollo nacional.

Leer 93 veces

EDICION IMPRESA