Policía sigue acatando órdenes de Zacarías Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Jueves, 15 Noviembre 2018 14:43
Policía sigue acatando órdenes de Zacarías Varios heridos arrojó el violento enfrentamiento entre funcionarios municipales y el grupo que impulsa la intervención de la comuna local.

Los agentes policiales de Alto Paraná, bajo mando del comisario Jorge Fernández Arévalos, actuaron con suma complacencia ante los violentos ataques de los hurreros en las casas de políticos que apoyan la intervención de la Municipalidad de Ciudad del Este. La Fiscalía también sigue encubriendo a los patoteros del clan Zacarías que aterrorizan a la población.

 

En la noche del viernes pasado, los violentos hurreros encabezados por Aida Molinas y el capitán (SR) Carlos Florenciáñez atropellaron el domicilio del concejal Herminio Corvalán, en el Km. 10, Acaray, de Ciudad del Este, a unos 4.000 metros de la ruta VII.

Los seguidores de la familia Zacarías, en su mayoría funcionarios municipales, arrojaron petardos, piedras y hasta bomba molotov contra la vivienda, según la denuncia del concejal Corvalán.

Vecinos y detractores del clan Zacarías intentaron defender a Corvalán del ataque de los hurreros ante la presencia de solo apenas dos patrulleras de la Policía. Luego, llegaron los agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y permitieron que los seguidores de Zacarías sigan con el caso sin detener a nadie. El incidente dejó varios autos detrozados y personas heridas.

Desde el lunes pasado, los hurreros atropellaron las casas de autoridades que se pronunciaron a favor de la intervención de la administración de McLeod. El primer afectado fue el diputado Manuel Trinidad (PLRA), del Área 4; después la concejal Lilian González (ANR), en el barrio San José; y posteriormente el diputado Jorge Brítez (Cruzada Nacional). Los patoteros actuaron con rostro tapado.

 

Protección fiscal

Los hurreros del clan Zacarías crearon caos en Ciudad del Este con el encubrimiento de la Fiscalía. La fiscal Carolina Gadea, esposa del funcionario municipal Félix Riveros, dilata la imputación de la conocida patotera Aida Molinas por atropellar con sus vándalos una casa y agredir salvajemente a Isidro Gómez. Por un caso similar, cuatro detractores del clan Zacarías fueron imputados.

 

La fiscal Cinthia Leiva cajonea una grave denuncia contra Carlos Florenciáñez, quien fue sindicado de intentar asesinar al joven Alexsander Marx y de robar al comunicador Ever Estigarribia. Ambos casos fueron en un incidente y con testigos presenciales.

Leer 46 veces

EDICION IMPRESA