Víctima del clan Z, como Dominga Cáceres, hay centenares en el Este Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Lunes, 05 Noviembre 2018 15:43
Víctima del clan Z, como Dominga Cáceres, hay centenares en el Este Dominga Cáceres (centro) en una de las movilizaciones que participó contra el clan Zacarías.

Víctima del clan Zacarías como Dominga Cáceres, quien falleció este lunes de mañana de un mortal infarto, hay centenares en Ciudad del Este, y en su mayoría, ex funcionarios municipales, que fueron despedidos de manera injustificada, siendo su único pecado, en no estar de acuerdo con el manejo político de Javier Zacarías Irún y Sandra McLeod, hoy ambos investigados por la justicia, por presunto enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, asociación criminal, evasión impositiva, entre otros delitos.

 

Dominga Cáceres fue funcionaria de la Municipalidad de Ciudad del Este por 35 años y, a pesar de eso, fue despedida injustificadamente por Sandra McLeod. Demandó por ello a la Comuna hace cinco años. La sentencia salió a su favor, sin embargo, nunca cobró su indemnización. Sin haber resuelto esta situación, la mujer falleció.

Cáceres, como varios otros funcionarios fueron echados de la municipalidad sin el menor motivo, y demandaron a Javier y Sandra, donde ganaron todas las instancias, hasta con sentencia de la Corte Suprema, pero nunca pudieron cobrar sus indemnizaciones. Se estima que solamente en pagos de haberes por sentencia de la justicia, la municipalidad, bajo gestión del clan Zacarías, debe alrededor de 30 millones de dólares. A esto hay que sumar deuda con proveedores, bancos, a funcionarios, concejales y otros tipos de cuentas pendientes.

 

La hoy fallecida mujer siempre participó de las movilizaciones de transparencia y  escraches contra el clan Zacarías, principalmente, en los pedidos ciudadanos de intervención de la Comuna, como últimamente la imputación a varios integrantes del clan Zacarías, liderados por Javier y Sandra, ex y actual intendente de Ciudad del Este. 

Leer 61 veces

EDICION IMPRESA