Ni el blindaje judicial le salva al clan ZI de ser investigado Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Miércoles, 31 Octubre 2018 16:06
Ni el blindaje judicial le salva al clan ZI de ser investigado Javier Zacarías Irún, político cartista de Ciudad del Este.

Escribe: Luis Alen.

Estaba previsto que no le sería fácil a Marito ir desmontando el poder remanente del temible maridaje HC-ZI instalado en el gobierno anterior, con ramificaciones fuertes en la Justicia. Y a la vez resulta cierto que Horacio Cartes debe aguantar por razones de su propia supervivencia política, la molestosa compañía de Javier Zacarías Irún en su movimiento Honor Colorado, atendiendo a que todavía ZI tiene el blindaje judicial que le permitiría hasta esquivar los efectos de la orden dada por el presidente Mario Abdo de sacar “sí o sí” la intervención a la municipalidad de Ciudad del Este.

La lucha por el control del poder sigue sin pausas en los primeros 100 días del nuevo período presidencial, con un HC que continúa presionando sobre Marito para lograr el pacto de impunidad con el pretexto de la paz partidaria en la ANR, lo que está pendiente de definición en la medida en que concrete Abdo Benítez un modus vivendi con la oposición, que también se está haciendo cuesta arriba.

Cuando al mismo tiempo aumenta la presión de los escraches ciudadanos contra la corrupción y la impunidad, igualmente se está dando una arremetida subterránea feroz del cartismo para torpedear las auditorías que se vienen sobre Petropar y otros entes en la era Cartes. La investigación sobrevendrá nada menos que con el comando de Carlos Arregui, hombre vinculado al enemigo acérrimo de los gerentes de HC, Rafael Filizzola, quien junto a su esposa la senadora Desirée Masi, del Partido Democrático Progresista (PDP), llevan adelante una especie de alianza tácita con Marito para corroer los cimientos del poder cartista aún muy instalado tanto en el Parlamento como en el Poder Judicial.

La mediática irrupción de Paraguayo Cubas en este escenario todavía resulta una incógnita a dilucidar, porque el senador cuenta es cierto con el respaldo popular por sus poses un tanto excéntricas, pero en simultáneo puede favorecer indirectamente al cartismo en detrimento de la afirmación del poder de Marito, lo que resultaría nefasto a la hora de ir hasta las últimas consecuencias para investigarlo tanto a HC como a ZI, especialmente en relación al lavado de dinero, la evasión de impuestos, el contrabando, los distintos tráficos, el enriquecimiento ilícito y los manejos de los gerentes del Grupo Cartes en el período anterior.

 

¿Un pacto de coexistencia?

Está claro que la fiscala general Sandra Quiñónez no se anima a llevarle a la cárcel al clan ZI, a pesar de las innumerables pruebas de los ilícitos que habría cometido, seguramente a la espera de la definición de la pulseada por el poder entre Marito y HC.

Pero hay algo más: dado el riesgo de la ingobernabilidad, se estaría armando un pacto de coexistencia pacífica entre los liderazgos colorados, por el que podrían eludir tanto Horacio como Javier las molestias de un proceso judicial, pero en el cual estaría perdiendo lejos la figura de Mario Abdo, quien quedaría prácticamente a merced de las órdenes del renovado maridaje que se podría dar en el comando de las operaciones ilícitas de todo pelaje en el país.

Una opción sería que el acuerdo de gobernabilidad con HC lleve por lo menos a la Justicia al clan ZI, como una especie de mal menor para el cartismo, y un “pato de la boda” del pacto de impunidad. Era la tendencia hasta hace dos semanas, pero las cosas no estarían saliendo como se había previsto, sino que, por el contrario, HC habría preferido ir de nuevo de la mano de Javier Zacarías, a sabiendas que éste tiene en sus manos un arma letal como es el blindaje que consiguió de la Justicia para que las cuentas de la comuna de CDE, tal como le copiaron otras municipalidades, sean auditadas por un dócil Tribunal de Cuentas “blanqueador” del Poder Judicial, en lugar de la Contraloría General de la República, usualmente dominada por la oposición o por opositores más “complicados y costosos”.

Marito bajó línea para avanzar hasta las últimas consecuencias contra el clan Zacarías, pero no hizo lo mismo con HC, a estar por la demora en la presentación de la denuncia contra éste que había prometido el senador Rodolfo Friedmann hace más de un mes, ya en los primeros días de gestión del nuevo jefe de Estado.

La fuerte interna colorada, entre HC y el movimiento Colorado Añetete de Marito, repercute en todos los ámbitos del quehacer político y notoriamente en el Ministerio Público y el Poder Judicial, llegando sus ramalazos hasta la oposición, que ni siquiera actúa unida para decir que pueda resultar útil a los fines de la afirmación del poder de Marito frente al bloqueo cartista a la gestión abdista.

Aún contando con menos votos que el abdismo y la oposición unidos, el cartismo representa una fuerza riesgosa para la gobernabilidad y la estabilidad de las instituciones de la República. El compromiso de luchar contra la corrupción y la impunidad, así como la devolución de la confianza de la ciudadanía en la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico, que se ha saldado con los últimos resonantes operativos que han debilitado a las células criminales, pasa también por tener a la tropa de Añetete y a parte de la oposición a favor con los votos necesarios que solventen la gestión del gobierno.

La Cámara de Diputados ya integró una comisión especial para analizar la posible intervención a la municipalidad de CDE, sin mezclar los otros pedidos que afectan también a otras comunas del interior, que serán tratados en otra comisión. Es un síntoma de la importancia política del tema, además que hubiera sido un despropósito total meter en una misma bolsa el tema CDE con los demás municipios de mucho menor porte, tanto en el tamaño de las cuentas como en su resonancia a nivel político.

Ahora habrá que esperar cuándo sesionará el pleno para analizar la intervención al clan ZI, pero siempre existe el peligro de un oparei impulsado por los intereses de quienes no desean que se avance en el proceso para que finalmente rinda cuentas el maridaje HC-ZI, tanto en CDE como en todo el país.

Al no haber actuado rápido contra HC, a la espera de una eventual investigación a fondo contra ZI y a las resultas de las conclusiones de la comisión especial bicameral formada para investigar el lavado de dinero en el país comandado por el “doleiro” hermano del alma de HC, Darío Messer, Mario Abdo está lamentablemente expuesto a los rumores y falsas noticias del grupo de medios de propiedad de Cartes, que hicieron correr días atrás el disparate de una posible renuncia del ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor, lo que fue negado enfáticamente por el propio Marito.

 

Seguridad en la frontera

La voz de orden de la seguridad a cualquier costo en la frontera, especialmente entre Paraguay y Brasil, se confirma tras el triunfo en las elecciones del país vecino del nuevo “patrón” de la derecha brasileña, Jair Bolsonaro, el capitán retirado del Ejército y veterano diputado federal por Rio de Janeiro.

Con la confirmación del nuevo poder de Bolsonaro en las urnas, ya se habla de un giro en la política exterior del Brasil, consistente en no priorizar el Mercosur sino en dar prioridad a las relaciones bilaterales con los países occidentales avanzados y con gobiernos considerados cercanos en términos económicos y geopolíticos, como sería el caso del mismo Paraguay, ya que así se debe tomar la conversación mantenida unos días antes de los comicios entre el presidente Mario Abdo Benítez y el candidato potencialmente triunfador.

Y, ni restan dudas de la importancia paraguaya para la nueva política brasileña, tanto por Itaipú como por las relaciones económicas y el combate al crimen organizado, tras la venida a Asunción en la semana pasada de algunos de los asesores de Bolsonaro integrantes de su primer anillo, que llegaron hasta el Palacio de López para un saludo de gentileza y promover los primeros intercambios para una mejoría sustancial de los lazos entre los dos países en los temas más acuciantes, como son los de la frontera: seguridad, tráficos, contrabando, lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

Como preanunciando lo que vendrá a partir del 1 de enero de 2019, cuando asuma el capitán retirado Bolsonaro la presidencia del Brasil, el gobierno saliente de Michel Temer puso en marcha la operación “Muralla” en la frontera con Paraguay y Bolivia, con el fin de combatir el comercio ilegal y a los traficantes. El operativo será ya permanente, y no con pausas como se hacía hasta ahora, lo que supone el golpe de gracia para el comercio legal fronterizo y tiempos mucho más duros para el contrabando y los distintos tráficos, desde drogas hasta cigarrillos, pasando por las armas.

Como una leve compensación, Temer le prometió a Abdo apurar el inicio de los proyectos de los dos puentes, uno sobre el río Paraná en Presidente Franco, y el otro sobre el río Paraguay, entre Porto Murtinho y Carmelo Peralta.

El triunfo de Bolsonaro confirma además el acierto del gobierno de Marito en apostar todas sus fichas en la lucha sin cuartel contra el narcotráfico, el crimen organizado y los diferentes tráficos fronterizos, ya que se tiene como seguro que las organizaciones criminales como el Primer Comando Capital (PCC) y el Comando Vermelho (CV) están mudando parte de sus estructuras organizativas principales hacia el Paraguay, con motivo del cambio político contrario a sus intereses en el Brasil y por la mayor independencia del Poder Judicial en el país vecino, lo que dificulta desde ya que los jueces y fiscales sean proclives a recibir órdenes de los narcos y lavadores de dinero.

 

En este nuevo contexto regional, y con una política económica de Bolsonaro orientada a reducir los impuestos, además de la operación “Muralla”, resulta evidente que los días del contrabando masivo hacia el Brasil estarían contados, empezando por el tráfico de cigarrillos, lo que configura un duro revés para el negocio tabacalero, y principalmente para Horacio Cartes, que verá reducir ostensiblemente así una de las mayores fuentes de su poder económico.

Leer 75 veces

EDICION IMPRESA