Caída del Clan Z será posible con mayoría opositora en Diputados Destacado

Escrito por  Publicado en LOCALES Miércoles, 07 Marzo 2018 16:48
Caída del Clan Z será posible con mayoría opositora en Diputados Principales referentes del clan Z, Javier y Sandra Zacarías.

Escribe: Luis Alen.

La cuestionada encuesta de Francisco Capli –que encargó un “empresario” que no fue identificado y que se aclaró no es Aldo Zuccolillo- muestra una fotografía de la tendencia del voto el 22 de abril, que revela, más allá de dar como un hecho el triunfo de Marito Abdo, la posibilidad cierta de un Congreso con mayoría opositora al Ejecutivo que asuma el poder de la República.

Ya veníamos afirmando en las recientes entregas de esta columna que más que nunca los colorados ejercerían el voto cruzado para dar un escarmiento a su lista senatorial nacional plagada de impresentables, mientras se aguarda también algo de lo mismo, pero con menor impacto, en la elección de los diputados departamentales.

Una mayoría renuente a aceptar sin más trámite las órdenes del poder, facilitaría prima facie la concreción, por ejemplo, del anhelo largamente acariciado por la ciudadanía de pedir cuentas a quienes han sido señalados tantas veces como adalides de la corrupción en la administración estatal, sin que ni la Contraloría ni la Fiscalía hayan osado meter las narices en sus declaraciones de bienes, cuentas bancarias y cajas de seguridad, entre otras cosas, con el fin de destapar las ollas podridas, en un proceder que origina así un manto de impunidad consolidado por los fueros parlamentarios y el blindaje que les otorga la “hermandad” de los integrantes de la casta política criolla, que no distingue colores, porque los hay de todos los partidos.

 

La intervención de CDE, en primer lugar

Uno de los primeros puntos de la agenda parlamentaria del nuevo Congreso tendrá que ser sin lugar a dudas la intervención a la municipalidad de Ciudad del Este, que es como la nave insignia de la corrupción en el país por un largo período de 17 años, en el que el clan Zacarías reinó sin que rindiera cuenta alguna de su administración, tanto a la ciudadanía esteña como al resto del país, constituyéndose en un precedente peligroso que ya es copiado por muchos municipios, gobernaciones y entes públicos, incluido el mismísimo Poder Judicial, cuya Corte Suprema pretendió nada menos que burlarse de la Constitución al convalidar la no presentación de la declaración jurada de bienes de los funcionarios judiciales, cuando el texto constitucional lo dispone taxativamente para todo servidor del Estado. Afortunadamente para la salud de la democracia, la Corte ha dado marcha atrás con el desistimiento de su asesora jurídica y no dar lugar a la violación de la Carta Magna, evitando así el consiguiente escándalo jurídico.

Al no cortarse en su comienzo mismo el nefasto proceder de no rendir cuentas de su gestión, por las vías que la misma Constitución lo establece, el mal ejemplo del clan encabezado por Javier Zacarías Irún ya hizo metástasis como un cáncer maligno en el cuerpo de todo el Estado, convirtiéndose casi como en el comportamiento normal de la clase política y hasta con el premio concedido a ZI de ser incluido como tercero en la lista para el Senado, por parte de la ANR.

Corresponderá a la nueva Cámara de Diputados, por imperio de la forma de tratamiento constitucional, expedirse sobre la intervención y obligar así a la presencia de la Contraloría y, eventualmente de la Fiscalía, para el análisis “in situ” de las cuentas de la municipalidad de CDE, no sólo durante la gestión actual, sino en las anteriores del clan.

Los datos de posibles tendencias en el voto para Diputados indican en forma esperanzadora la eventual elección de personas no comprometidas con el actual esquema de blindaje de los parlamentarios impresentables del presente período.

Es el caso de la combativa abogada defensora de las causas populares y contraria a los vericuetos judiciales de la impunidad, Kattya González, quien figura en un lugar con acceso posible a la Cámara Baja, por el partido Encuentro Nacional y con el aval de un electorado importante, como lo es el del departamento Central, según la encuesta de Capli.

Una necesaria renovación también provendrá de otros movimientos independientes e incluso de los partidos tradicionales, como en el caso del colorado Ulises Quintana, quien en representación del Alto Paraná puede ejercer gran influencia para el tratamiento del proyecto de intervención a la comuna de CDE.

Se debe recordar, a propósito, que durante las refriegas verbales en la época de la interna, tanto Quintana como el resto de los candidatos de Colorado Añetete, incluido el propio Marito, se habían comprometido con la causa de la limpieza en el municipio de la capital del Alto Paraná, asegurando sus votos para cuando se trate de nuevo el pedido de intervención, ya sea a nivel municipal o en la Cámara de Diputados.

Pero la parte más decisiva corresponde indudablemente a la junta municipal esteña, la cual tiene una mayoría opositora al clan Zacarías que ya había presentado en 2016 el pedido de intervención, pero que no tuvo el acompañamiento de la mayoría de los diputados de la actual legislatura. Aunque no extrañaría un cambio de postura de los concejales opositores, con motivo del “abrazo republicano” entre el candidato a gobernador Roberto González Vaesken y Javier Zacarías Irún, porque se habla incluso de una suerte de moneda de cambio de tal forma a que el clan aporte su caudal electoral para que el candidato de Colorado Añetete sea el nuevo mandamás del Alto Paraná, al tiempo que González Vaeskenapoya la continuidad de los Zacarías al frente de la municipalidad en 2020.

El nuevo acople político entre los movimientos otrora enemigos en la interna, para negociar un modus vivendi en el Alto Paraná, podría desinflar el entusiasmo de los concejales opositores al clan Zacarías con vistas a un nuevo pedido de intervención a la Cámara de Diputados, por lo que es de mucha importancia que los ediles no privilegien intereses bastardos de la coyuntura política, dejando de lado la posición principista de luchar contra la corrupción y la impunidad, tanto en Ciudad del Este como en el resto del país.

 

Suma de poderes

El temor a una mayoría opositora en el próximo Congreso es notorio en las carpas coloradas oficialistas, que maniobran para conseguir ahora el nombramiento de la nueva fiscal general, en la persona de Sandra Quiñónez, ya que no están seguros de lograrlo en la legislatura que se viene.

Llamativamente, senadores otrora disidentes de Colorado Añetete estarían en componendas con el cartismo para lograr la mayoría necesaria, con el aporte adicional de liberales llanistas, con lo cual sigue casi intacto el frente pro-enmienda del año pasado y que ahora se transformó en el frente suma-poderes en favor de la candidatura de Horacio Cartes al Senado.

Si bien la encuesta de Capli muestra que HC está en segundo lugar en las preferencias por debajo del Frente Guasu de Fernando Lugo, lo cierto es que para Marito da igual que el cartismo esté o no debilitado en el próximo Congreso, porque de todos modos deberá negociar con los distintos sectores en busca de una mínima gobernabilidad, a falta de una mayoría propia de la ANR.

La tendencia marcada por la encuesta delata además que Marito ya le anuncia a HC que deberá abocarse a la búsqueda desesperada de apoyos extra-partidarios, con el fin de asegurar la impunidad para él y los demás impresentables de la política que le acompañan. Pero el panorama que indica la previsión de Capli no es nada halagador para el cartismo y sus compinches, por cuanto podría haber mayoría incluso para que no jure como senador, si es que la Corte termina avalando su candidatura, ahora puesta en entredicho junto a la de Nicanor Duarte Frutos, por ir contra la Constitución.

Lo que sí es peligroso para la democracia que la Corte dilate una decisión, o que salga a favor de las cuestionadas candidaturas, ya que podría darse el caso de la suma de poderes en la persona de HC, al ser presidente y senador al mismo tiempo a partir del 1 de julio, lo cual también pondría nuestras instituciones totalmente patas para arriba, siendo así Paraguay un hazmerreír internacional, con graves repercusiones sobre la credibilidad del sistema jurídico nacional para la realización de inversiones, especialmente extranjeras, todo lo cual pondría cada vez más lejos la ansiada obtención del grado de inversión de las calificadores de riesgo-país del mundo.

 

Malestar en carpas de la alianza

No cayó bien en filas de la Alianza Ganar la gran diferencia que marcarían las preferencias de votos de la encuesta de Capli a favor de Marito, y que indicarían la poca llegada a la gente de la dupla opositora. Sin son ciertas o no estas mediciones, lo cierto es que denotarían en cierta manera el impacto de la unidad colorada detrás del candidato de Colorado Añetete, lograda tras la dura interna del año pasado, y, por otra parte, confirmarían que la gente ha premiado el “aguante” de Marito para hacer frente al poderío de HC, en un lance que hizo recordar al de David contra Goliat.

Ante el desafío del abrazo colorado, la alianza Alegre-Rubín debía concitar el mismo entusiasmo, o superior aún, para reunir el voto liberal, progresista, de izquierda e independiente, pero no lo ha hecho, a estar por las cifras publicadas.

 

Aunque la diferencia de 30 puntos entre Marito y Efraín, publicada por Capli, no sea real y que la alianza tenga más adherentes potenciales entre los indecisos, de igual forma la campaña de Marito, a pesar de los impresentables, de la presencia del derrotado HC como virtual “jefe de campaña” y financista, así como del tufo a stronismo de la ANR de Abdo, ha concitado el interés del electorado en su figura, como un héroe épico tras haber derrotado al dinero, al aparato estatal y partidario, por lo que la alianza opositora tiene que renovar su discurso y afinar sus propuestas si es que quiere triunfar, en el poco tiempo de mes y medio que la resta para los comicios.

Leer 677 veces
Modificado por última vez en Jueves, 15 Marzo 2018 09:45

EDICION IMPRESA