La amenaza de un nuevo pedido de intervención pone en jaque al clan Z Destacado

Escrito por  Publicado en EN DESTAQUE Jueves, 28 Septiembre 2017 09:54
La amenaza de un nuevo pedido de intervención pone en jaque al clan Z Amenaza de nuevo pedido de intervención, por parte de la Junta Municipal, inquieta a la pareja imperial.

De buena fuente se supo que la amenaza de un nuevo pedido de intervención de la  administración municipal de Ciudad del Este cayó como un balde de agua fría en el seno del clan Zacarías, debido a que en esta ocasión ya no tendría la cantidad de votos necesarios para trabarla en la Cámara de Diputados, como consecuencia de la dura interna colorada.

 

La amenaza fue proferida días pasados por el concejal municipal Celso Kelembú Miranda, quien aseguró incluso que el documento con los argumentos ya fue totalmente redactado y que era cuestión de tiempo para presentarlo ante el pleno de  la Junta Municipal.

Desde la intendencia se supo que están detrás de una acción judicial para hacer valer un reglamento interno que dice que para aprobar un pedido de intervención debe sumar 9 votos en total, cantidad que en este momento no tiene la bancada opositora con la fuga del concejal liberal Javier Bernal, que hace rato responde, aunque se declare independiente, a los intereses del clan Zacarías en la Junta Municipal. Es decir con el voto de Lilian González, los opositores suman un total de 8 votos.

Sin embargo este argumento no tiene sustento, aseguran los asesores de los concejales opositores, teniendo en cuenta que la ley orgánica municipal dice que es necesario dos tercios de los votos, es decir 8 votos. Aseguran que un reglamento interno (confeccionado por la Junta Municipal anterior) no puede estar por encima de una ley.

Más de allá de la cuestión legal, lo que realmente preocupa al clan Zacarías es que en la Cámara de Diputados el oficialismo que responde a Horacio Cartes, dejó de tener mayoría, como derivación propia de las internas coloradas, donde cada diputado busca acomodarse a donde pueda. Este escenario no le conviene a los Zacarías, que tendría que trabajar mucho más que el año pasado, para evitar que la Cámara de Diputados preste su acuerdo para intervenir la comuna esteña y designar a un interventor.

 

Por otro lado,  en Ciudad del Este, según se supo, se busca por lo menos quitar a dos concejales de la bancada opositora vía judicial, entre ellos se encuentra el concejal Celso Miranda y Miguel Prieto. El propio Miranda reconoció públicamente que ya no puede hablar públicamente, porque en cuestión de minutos le envían un escribano, para que se ratifique en sus dichos de manera a posteriormente accionar judicialmente. De hecho Miranda es uno de los concejales con más denuncias a acuestas en contra, de entre los 12 concejales. 

Leer 829 veces

EDICION IMPRESA